San José

jose y jesus“…¿No fue san José más valeroso que David y más sabio que Salomón? Pues vedlo empleado en el oficio de carpintero. ¿Quién habría podido creer que estuviese tan lleno de luz celeste, teniendo tan escondidos los dones que Dios le ha­bía dado? Y ¡cuánta sabiduría debía poseer desde el momento en que Dios le había confiado en custodia a su hijo carísimo! Si los príncipes de la tierra tienen tanto cuidado en escoger pedagogos para sus hijos entre las personas más inteligentes, Dios habrá escogido para su hijo, príncipe glorioso y universal del cielo y de la tierra, al hombre más perfecto y más virtuoso. ¿Cómo creer que, pudiéndolo hacer, no lo haya querido? Sin duda, lo quiso. Por consiguiente, san José fue dotado de todas las gracias y de todos los dones convenientes para el cargo que el Eterno Padre quiso encomendarle: el misterio de la Encarnación y el gobierno de la familia compuesta por tres miembros, que representaban a la santísima y adorable Trinidad. No se pueden hacer compa­raciones, porque solo nuestro Señor es persona de la Santísima Trinidad, y los otros son meras criaturas; sin embargo, podemos llamarlos la Santísima Trinidad terrestre; Trinidad maravillosa y digna de todo honor: María, Jesús, José”.

San Francisco de Sales. Sermón en la fiesta de San José

Para leer el Sermón entero, pincha aquí.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>