Domingo Tercero de Cuaresma

samaritana“Si conocieras el don de Dios… dijo el Salvador a la Samaritana. Fíjate, Teótimo, en cómo habla el Salvador cuando se trata de sus atractivos: si conocieras el don de Dios, sin duda te quedarías conmovido y atraído a pedir el agua de vida eterna; como diciendo: te sentirías urgido a pedirla y sin embargo, nadie te forzaría a ello; hay que expresarlo así: “quizá, la pidieses”, pues conservarías tu libertad de pedirla o no”.

(San Francisco de Sales, Tratado del Amor de Dios. IV, 121)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>