Mes del Corazón de Jesús – día 1

CORAZJESUSEn el transcurso de los siglos, al enfriarse en el mundo esa caridad, Jesucristo decidió hacer una nueva efusión de amor en favor de su criatura. Manifestó su Corazón desbordante de Misericordia: “¡He aquí el Corazón que tanto ha amado a los hombres!”[1], atrayendo las miradas de todos hacia aquella hoguera de amor, en la cual las almas ateridas y frías pueden ir a buscar el calor y la vida.

Pero, sobre todo, este Sagrado Corazón quiere manifestarse a sus sacerdotes; a ellos los llama para que reaviven y activen sobre la tierra el Fuego de la caridad.

Jesucristo, al mostrar al mundo su Corazón, ha querido caldearlo, iluminarlo, salvarlo. Descubriendo a sus sacerdotes lo más íntimo de ese Corazón, quiere que moldeen sus corazones en su propio Corazón Divino, y que se identifiquen cada vez más con Él.  Quiere sobre todo revelarles su incomparable amor, y por este medio, inflamarlos de una caridad más ardiente hacia Él y suscitar en ellos una entrega más activa, más generosa y más tierna por la salvación de sus hermanos. Quiere comunicar a sus sacerdotes una superabundancia de vida, de vida divina, sobrenatural, a fin de que ellos mismos puedan vivificar a las almas.

Por eso, en este Centenario de la entrada en la Vida de la M. Luisa Margarita Claret de la Touche, visitandina, y como preparación al Año de la Misericordia convocado por el Papa Francisco, os invitamos a meditar durante este mes algunos de sus textos sobre el Corazón de Jesús…

DÍA 1: El Sacerdote: creación del Amor Infinito



[1] Santa Margarita María de Alacoque, Autobiografía

31 de mayo: La Santísima Trinidad y la Visitación

¡Viva + Jesús!

cropped-visitgeorgetown-FILEminimizer.jpg
Hoy, 31 de mayo, coinciden muchas cosas que nos invitan a dar gracias a Dios.
Ante todo, es la Solemnidad de la Santísima Trinidad -y jornada “pro orantibus” en la que la Iglesia “ora por los que oran”-, que hace que la Visitación de Ntra. Señora haya tenido que trasladarse litúrgicamente, pero con todo, no deja de ser importante y motivo de orar y dar gracias el hecho de que, precisamente en la fiesta de la Santisima Trinidad de 1610 -que cayó en 6 de junio- se fundó nuestra Santa Orden, día, por tanto, que todas las visitandinas llevamos muy en el corazón.

Les compartimos un texto de la Venerable M. Luisa Margarita Claret de la Touche, sobre la Trinidad y el sacerdote:

“No tengo tiempo de escribir, sin embargo, quisiera anotar lo que me fue dado ayer después de la Comunión. El Señor me hizo ver la extrema complacencia de amor que las tres divinas Personas de la Santísima Trinidad tienen en el corazón del sacerdote fervoroso, generoso, casto y humilde.

TRINIDADDios Padre ve en él la imagen más perfecta del Verbo encarnado, un segundo Jesús, tan parecido al primero que casi no podría distinguirlo. En él ve un espejo tersísimo en el cual se reflejan las virtudes de su Hijo amado. En la voz del sacerdote escucha la voz de Jesús.

El Verbo ve en el sacerdote un hermano, un amigo, un fruto de su Corazón, otro Sí mismo por medio del cual continua todas sus obras y en el cual su vida humana, su vida de sacerdote y de víctima, como que se prolonga por los siglos.

El Espíritu Santo reconoce en él su templo particular, el depósito en el cual puede derramar sus dones con la máxima abundancia, el instrumento apropiado para su acción en la almas, y una materia bien preparada para sus llamas de amor.

Al mostrarme esto, Jesús me daba una especie de participación en el exceso de complacencia, en el gozo suavísimo de la Santísima Trinidad. ¡Oh! ¡Cuánto ama Dios al sacerdote santo, al sacerdote puro! ¡Si lo supiese, creo que no podría soportar esa dulzura!”

Y otro no menos hermoso sobre la Visitación:

“Este misterio de la Visitación es siempre para mi alma una fuente de gracia y de luz. Precisamente en él María representa la acción del Sacerdocio. El sacerdote tiene a Jesús en sí mismo, lo lleva en su alma marcada por el carácter sacerdotal, lo lleva en su corazón con amor y va a las almas, y habla y actúa, y Jesús, invisiblemente escondido en él, realiza su obra de misericordia. Pero para hacer esto, es necesario que Jesús esté muy vivo en el sacerdote como lo estaba en María, y que el sacerdote, como la Virgen, dócil a las inspiraciones del Espíritu, deje que el Verbo divino que lleva en sí, obre libremente en él y por medio de él.”

¡Ven, Espíritu Santo!

ESPRITU SANTODomingo de Pentecostés

“Recibid el Espíritu Santo…” Jn 20,19-23

“Celebramos hoy la fiesta de los presentes, las dádivas, del don de los dones, que es el Espíritu Santo”, dice San Francisco de Sales.

Si quieres leer más sobre el domingo de Pentecostés, pincha aquí.

Si quieres leer qué dice San Francisco de Sales sobre los dones del Espíritu Santo, pincha aquí.

XLIX Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales

nsp-trevisoEn la solemnidad de la Ascensión del Señor, la Iglesia celebra la XLIX Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales. Cada año, el Papa escribe un mensaje con este motivo que firma en la fiesta de San Francisco de Sales, patrono de los periodistas…

El Papa Pío XI le confío este patronazgo el 26 de enero de 1923. ¿Saben por qué? ¡Aquí pueden encontrar la respuesta!

Un Centenario… Madre Luisa Margarita Claret de la Touche

Venerable Luisa Margarita Claret de la Touche

Venerable Luisa Margarita Claret de la Touche

El 14 de mayo de 2015 se cumple un siglo de la entrada en la Vida de una mujer admirable que es muy poco conocida, una visitandina francesa que murió en Italia y que fue escogida por Dios para llevar su Amor Infinito a los hombres, recibió el encargo de mostrar el Corazón de Jesús a los Sacerdotes, como su hermana, Santa Margarita María Alacoque, lo había mostrado al mundo: la Madre Luisa Margarita Claret de la Touche.

La Madre Luisa Margarita, como toda visitandina, recibió, por decirlo así, una “vocación especial dentro de su vocación particular”: ofrecer la vida y orar por el Santo Padre y sus Colaboradores, por la Iglesia y sus Pastores, por los Sacerdotes. Es una llamada a vivir la “maternidad espiritual”.

Hoy nos alegramos al celebrar este primer Centenario y los invitamos a conocer más sobre su vida, su mensaje, sus escritos. Por ejemplo, pinchando aquí

¡Cristo ha resucitado! ¡Aleluya!

resucitado-ang¡Aleluya, aleluya, aleluya!

“La Iglesia en estos días no deja de hacer sonar su alegría, el cántico nuevo, el santo Aleluya.

¡Qué oración tan breve y tan excelente! ¡Qué energía tiene! Porque no significa solamente: alabemos a Dios, sino que expresa las alabanzas divinas de manera inefable, con el acento del amor, con el entusiasmo del corazón.

“Cantemos, el Aleluya del agradecimiento, en los transportes inefables de una alegría sin medida” (San Francisco de Sales)

Para ver el texto ampliado, pincha aquí.

La Semana Santa con San Francisco de Sales

Crucifijo de Santa Juana Francisca de Chantal

Crucifijo de Santa Juana Francisca de Chantal

“El Calvario es el monte de los enamorados”, allí “no se puede tener la vida sin el amor ni el amor sin la muerte del Redentor”. “O amar o morir, morir y amar. Morir a todo amor para vivir solo para el de Jesucristo”.

Son expresiones llenas de fuego de San Francisco de Sales que nos animan a tomarle como guía y compañero en esta gran semana en que contemplamos el Amor hasta el extremo…

Domingo de Ramos: “…he pensado explicaros las razones que le movieron a escoger una burra y su pollino para esta entrada real”

Lunes Santo: “hay que ofrecer el perfume, hay que llevar, a nuestro Maestro, un corazón amante para que Él le penetre y le despegue de sí mismo”

Martes Santo: “¡Oh amor soberano del Corazón de Jesús! ¿Qué corazón podrá bendecirte suficientemente?”

Miércoles Santo: “¿Cómo es posible que quien tiene el amor de Dios pueda perderlo?”

Jueves Santo: “Consideremos un poco cuál es el amor que el Señor nos tiene y por el que somos tan profundamente amados”.

Viernes Santo: “¿no podía Dios dar al mundo otro remedio sino la muerte de su Hijo?”

Sábado Santo: “María aceptó por suyos a todos los hijos de la cruz y se convirtió en Madre nuestra”.

Vigilia Pascual: “Quien resucita a esta vida nueva del Salvador, ya no vive para sí, ni en sí”

San José

jose y jesus“…¿No fue san José más valeroso que David y más sabio que Salomón? Pues vedlo empleado en el oficio de carpintero. ¿Quién habría podido creer que estuviese tan lleno de luz celeste, teniendo tan escondidos los dones que Dios le ha­bía dado? Y ¡cuánta sabiduría debía poseer desde el momento en que Dios le había confiado en custodia a su hijo carísimo! Si los príncipes de la tierra tienen tanto cuidado en escoger pedagogos para sus hijos entre las personas más inteligentes, Dios habrá escogido para su hijo, príncipe glorioso y universal del cielo y de la tierra, al hombre más perfecto y más virtuoso. ¿Cómo creer que, pudiéndolo hacer, no lo haya querido? Sin duda, lo quiso. Por consiguiente, san José fue dotado de todas las gracias y de todos los dones convenientes para el cargo que el Eterno Padre quiso encomendarle: el misterio de la Encarnación y el gobierno de la familia compuesta por tres miembros, que representaban a la santísima y adorable Trinidad. No se pueden hacer compa­raciones, porque solo nuestro Señor es persona de la Santísima Trinidad, y los otros son meras criaturas; sin embargo, podemos llamarlos la Santísima Trinidad terrestre; Trinidad maravillosa y digna de todo honor: María, Jesús, José”.

San Francisco de Sales. Sermón en la fiesta de San José

Para leer el Sermón entero, pincha aquí.